BOBASTRO – La ciudad rebelde del AL ANDALUS – Málaga Desconocida


En el término municipal de Ardales (Málaga), en el entorno del peligroso Desfiladero de los Gaitanes (conocido por albergar el Caminito del Rey), nos encontramos otro de los “pequeños tesoros” de la provincia de Málaga.

Se trata de los restos de Bobastro, la ciudad encastillada desde la cual el rebelde Umar ibn Hafsun se convirtió en Señor de media Andalucía.

Bobastro se situaba en la cima de un picacho rocoso, en lo que hoy conocemos como Mesas de Villaverde, en un paraje situado en medio de ningún sitio. Sabemos por los cronistas musulmanes, que la ciudad contaba con dos puertas de acceso, a las cuales solo se podía llegar subiendo por duras pendientes, teniendo vistas vertiginosas del entorno montañoso.

La propia Mesa, situada en la zona más elevada del pico, es una plataforma rectangular que se distingue por la abundancia de agua, requisito indispensable para soportar asedios prolongados (existen saltos de agua, grutas y pequeñas cascadas preciosas).

Precisamente en la zona más elevada de la Mesa estaba enclavado el castillo de ibn Hafsun.

La altura del enclave, su fácil defensa al estar rodeado de precipicios y la abundancia de agua hicieron que este enclave rebelde no cayese en manos de los señores de al-Andalus hasta el 19 de enero de 928 cuando, tras haber resistido más de 50 años los ataques cordobeses, Bobastro fue tomado por los hombres de Abd al-Rahman III.

HISTORIA

Umar ibn Hafsun fue un personaje que surgió a finales del siglo IX en el contexto de los enfrentamientos raciales, religiosos y de culturas de los últimos emires de al-Andalus.

Eran tiempos de confusión ya que al-Andalus estaba compuesta por un conjunto de distintas tradiciones en el que frente a una minoría elitista árabe, se oponían peticiones de bereberes, muladíes, mozárabes y judíos, y todo ello, además, en unos momentos en que a la vez iba tomando fuerza la amenaza de los pueblos cristianos de los reinos del norte.

Umar era un musulmán nuevo (muladí) cuya familia tenía sus raíces en un noble visigodo que se había convertido al Islam. No se sabe con certeza si Umar nació en la propia Ronda o en alguna otra población de las sierras malagueñas, pero según diversas fuentes está claro que desde muy joven fue un hombre de acción, que tuvo que refugiarse en la serranía tras haber matado a un vecino.

Tras una estancia en el norte de África huyendo de la ley, volvió a los montes y se fue convirtiendo en líder de un movimiento de rebeldía de los muladíes que poblaban estos parajes y se sentían oprimidos por los emires cordobeses.

En unos años el poder central andalusí llegó a sentir la amenaza que suponía el alzamiento de Umar ya que los emires fueron incapaces de mantener el orden en estas tierras ubicadas entre Ronda y Antequera. Las dificultades para la recaudación de los tributos fueron pronto insalvables y habría de llegar un momento en que incluso la propia ciudad de Córdoba se sentió amenazada por los rebeldes.

En el año 889 ibn Hafsun decidió convertirse al cristianismo, lo que de algún modo supuso el principio del fin de su movimiento. El hombre que gobernaba en las coras de Rayya, Elvira y Jaén, y que era señor de poblaciones como Archidona, Baeza, Úbeda, Priego y Écija vió como muchos de sus partidarios, muladíes fieles a las creencias islámicas, le abandonaron.

Desde Bobastro, Umar ibn Hafsun tenía fácil acceso a las campiñas del Guadalquivir y a la Vega de Granada, de modo que durante medio siglo tuvo en jaque a los emires al-Mundhir y Abd Allah. Solo diez años después de su muerte, en el año 917, fue capaz Abd al-Rahman III de conquistar Bobastro a sus hijos, que seguían encabezando la rebeldía.

Sólo tras la toma de la ciudad de ibn Hafsun fue cuando el emir se proclamó califa de al-Andalus.

Umar falleció sin haber sido vencido por sus enemigos, se dice que fue enterrado en Bobastro, de acuerdo con los ritos cristianos, pero cuando la ciudad fue tomada por Abd al-Rahman III el cuerpo del rebelde fue desenterrado y trasladado a Córdoba donde fue objeto de exposición al pueblo para deshonrar su memoria.

Basílica de Bobastro

Los restos de la basílica cristiana que se conservan en una de las laderas de las Mesas de Villaverde son una de las muestras más brillantes de la arquitectura mozárabe andaluza.

El interés de la iglesia mozárabe de Bobastro radica en que es la única muestra arquitectónica que puede definirse como puramente mozárabe hasta el momento, puesto que se trata de un templo levantado por la comunidad cristiana durante el dominio musulmán y en territorio califal.

El templo está perfectamente orientado hacia oriente, tiene una longitud de unos 17 metros por algo más de 10 metros de ancho. Puede parecer que sus dimensiones son muy pequeñas, pero tratándose de una construcción que fue realizada excavando la roca tiene un valor inestimable.

Se trata de un templo que se integraba en un monasterio construido antes de la llegada de ibn Hafsun. El conjunto estaba fortificado y de las bases de sus murallas y torres se conservan todavía restos muy interesantes.

En el espacio central, se aprecian los restos de lo que pudo ser un amplio patio, quizás el claustro, del que todavía se conserva el aljibe en el que se almacenaba el agua y algunos depósitos para cereales.

En uno de los lados de ese patio se sitúan los restos de la basílica, en donde habría sido convertido al cristianismo ibn Hafsun. Es una muestra de arquitectura rupestre, excavada en la roca.

El templo de Bobastro tiene planta de tipo basilical y esta dotado de tres naves, siendo la central de mayores dimensiones. Están separadas por diversos pilares y arcos de herradura, y cuentan con una cabecera que esta dotada de tres capillas.

Debajo de la basílica se intentó construir una especie de cripta, en la que posiblemente descansaron en su momento los restos de ibn Hafsun. Cuenta también el edificio con una tribuna, situada en la planta superior, labrada también en la roca y decorada con arcos de herradura por los que en su día entraba la luz en la sala.

La gente del lugar afirma que cuando se construyó el embalse, se destruyeron multitud de restos arquitectónicos, ya que en este lugar es donde tuvieron que estar localizadas muchas de las defensas y viviendas de Bobastro. Por las laderas del picacho, desparramados, nos encontramos los restos de multitud de viviendas rupestres, unas veces cuevas naturales y otras readaptadas.

Horario de visitas:

Visitas Guiadas: de martes a sábados de 10 a 20 h. (última visita a las 19 h) Dom. de 10 a 15 h. (última visita a las 14 h). Lunes cerrado.

Precios:

Adultos 3.00 €, Niños (menores de 12 años) 2.00 €, Jubilados (mayores de 65 años) 2.00 €

Teléfono de Información: 952 713 455

http://altomedieval.ifastnet.com/paginas/rupestre/boobastro.htm

http://www.turismo-prerromanico.es/arterural/bobastro/bobastroficha.htm

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: