El MENU de LA ÚLTIMA CENA. Curiosidades Gastronómicas


En éstos últimos días, nos hemos visto envueltos en cierto halo de misticismo y religiosidad, con la celebración de las JMJ en Madrid y la visita de Benedicto XVI.

A los CURIOSOS INCOMPLETOS nos gusta hablar de gastronomía, recetas y platillos olvidados, ocultos, desconocidos… que mejor que aunar todo ésto y hablar de uno de los menús más intrigantes de la Historia: ¿qué se comió durante la denominada “ÚLTIMA CENA”?

La versión más difundida señala que en esa histórica cena se consumió cordero asado y pan sin fermentar, junto con hierbas amargas y vino, pero los historiadores no se terminan en poner de acuerdo sobre éste punto.

Según el Nuevo Testamento, la preparación fue algo así:

“Estando en Betania, mandó a dos de los discípulos que se adelantaran para prepararla. Le acompañaron algunas de las mujeres del grupo.

Había que hacer muchas cosas: aderezar la sala, comprar los panes ácimos, las verduras, el vino, el aceite para las lámparas y el cordero. Luego, sacrificar éste en el templo, después de la oración del mediodía, y asarlo. Realmente no tenían mucho tiempo. Todo tenía que estar a punto antes de que apareciesen en el cielo las primeras estrellas…”

Según algunos estudiosos de la historia de las religiones, en la mesa de Jesús y sus discípulos, se sirvieron otros platos, como el potaje de verduras, el pan y el agua, que eran los alimentos que comía diariamente la mayoría del pueblo judío

Para hablar del menú, tendríamos que hablar en primer lugar del RITUAL DE LA PASCUA JUDIA:

Según las costumbres de la época de Jesús, los judíos comían inclinados sobre el costado izquierdo de su cuerpo, encima de cojines o pieles, y alrededor de una mesa o tablero bajo y rectangular, el cual estaba rodeado por tres lados por lechos donde se sentaban los comensales y con su cuarto lado libre, para dejar paso libre al personal que servía las comidas y bebidas. Esta imagen echa un poco por tierra la imagen clásica de Jesús y sus discípulos dispuestos en torno a una mesa tradicional, tal y como refleja la iconografía medieval.

En aquella época se comía con los dedos, según la costumbre romana, y había siempre numerosas vasijas para poder lavarlas, era una señal de elegancia tomar los pedazos preparados con las puntas de los dedos, sin ensuciarse las manos.

Los historiadores creen que en la mesa de la Ultima Cena había pocos utensilios, algunas fuentes en las que se sirvió la comida, un plato donde Cristo partió el pan, y quizá una vasija grande para el vino, el cual se bebió en copas menores o cálices de dos asas.

Aquella cena, posiblemente estuvo iluminada con lámparas de aceite, hechas de arcilla, suspendidas del techo o colocadas en candelabros judíos. (sobre este aspecto, hay menos controversia según los historiadores)

Jesús celebró la Pascua (Pesaj) con sus discípulos, el día de la Pascua Judía que coincide con el Domingo de Ramos cristiano.
Una vez que se hizo el Urjatz o limpieza de la levadura en la casa, comenzó la ceremonia de la limpieza y lavado de manos. Jesús también lo hizo así pero en lugar de lavarse las manos, se levantó de la mesa y lavó los pies a sus discípulos. Tomaron pan ácimo (matzo), pues la levadura era símbolo de pecado, cordero asado y siete hierbas amargas que simbolizan cada una un acontecimiento en la salida de Egipto y el Éxodo.

Pan ácimo- es el pan que se elabora sin levadura. Su masa es una mezcla de harina de algún cereal (generalmente trigo, cebada, maíz) con agua, a la que se le puede añadir sal.

Estas hierbas son:

– Las Karpas, normalmente perejil, símbolo de vida, éste está sumergido en agua salada, símbolo de lágrimas.

– El Maror, es rábano muy picante y picado para producir lágrimas.

– El Jaroset es una mezcla dulce de manzanas y nueces picadas con miel, canela y un poquito de vino rosado por el color.

Una receta simple de Jaroset sería la siguiente:

JAROSET

1 taza de dátiles sin cáscara
1/2 taza de pasas de uva
1/2 taza de nueces picadas
1 tacita de vino dulce (tipo oporto, marsala o moscatel) o de zumo de naranja
1 cucharadita de canela molida
1 manzana pelada cortada en cuartos

Remoje las pasas de uva durante 15 minutos en agua caliente. Escurralas y sequelas. Mezcle la manzana, los dátiles y las pasas de uva . Pase por la licuadora hasta obtener un puré espeso. Agregar el vino dulce o jugo y mezclar.
Poner en un plato o fuente, espolvorear con la canela y las nueces picadas.

Nota: agregar un poquito de canela, y una cucharadita de nueces picadas (no polvo) dentro de la mezcla[/I].

Esta mezcla es símbolo del cemento que los judíos usaron para construir ladrillos en la tierra de Egipto.

Durante la Ultima Cena tomaron las cuatro copas de vino ceremoniales, (Kadesh, Mishpat, en la tercera, Jesús dijo “Esta copa es el nuevo pacto de mi sangre; haced esto todas las veces, en memoria mía.” Y la cuarta copa de vino es la Hallel que en hebreo significa Adoración.

Entre los componentes habituales de la dieta de esa región, siguen figurando, además del cordero, las granadas, uvas, los higos y el queso de cabra, el aceite de oliva y las especias aromáticas de la zona como el tomillo y la salvia, por lo que posiblemente alguno de estos alimentos también se incluyeran en ese último menú.

Durante el reinado de Herodes, otro plato típico era la codorniz rellena de carne de cordero, hecha con vino tinto, aceite de oliva, miel de dátiles, pasas de uvas, piñones, salvia, ajo y perejil ¿pudo ser ésta receta el plato estrella?

EDIT: Acabo de ver un enlace muy, muy curioso, relacionado con el cuadro que pintó Da Vinci sobre la Última Cena, en el que  la disposición de la comida que aparece encima de la mesa toma protagonismo.

Sin duda, este cuadro es uno de los más estudiados y analizados de la historia, pues bien uno de esos estudiosos, Giovanni Maria Pala, está convencido de que la pintura esconde una partitura, para ello se ha centrado en la relación de la posición de las hogazas de pan que se encuentran en la mesa y las manos de los comensales (Jesús y los 12 apóstoles); un réquiem que podría ser un himno a Dios.

Pana lo demostró trazando las cinco líneas de un pentagrama, cruzando el cuadro y marcando cada elemento (panes y manos) como una nota musical, lo cual conforma una partitura con una pieza de 40 segundos.

En el siguiente vídeo se puede escuchar un ejemplo gráfico de esa composición:

Anuncios
  1. #1 por gebede2010 el enero 24, 2012 - 07:02

    Muy buen recreamiento de las costumbres, comidas y pasajes de la època de Jesùs; nunca habìa leido nada igual. Sirviò para aclarar muchos conceptos que no encajaban.

  2. #2 por Abelardo el febrero 19, 2014 - 18:50

    Asi es, muy bueno. Pero diganme cual vino o que tipo de uva fue la tomaron en esa cena?
    Por favor y gracias

  3. #3 por Anónimo el abril 26, 2014 - 23:21

    Gracias ….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: