Los MEGALITOS de CARNAC


Tanto en Inglaterra, como España o Portugal, los hombres que vivieron desde el Neolítico a la Edad de Bronce, trabajaron duro para manejar grandes bloques de piedra que han llegado hasta nuestros días y nos permiten conocer algún dato sobre ellos.

Hace casi 4.000 años estos hombres sembraron Bretaña de MEGALITOS, de hecho, es una de las zonas con mayor cantidad de menhires y dólmenes de toda Europa.

La palabra menhir procede del bretón, idioma en el que significa “piedra larga“ y dolmen significa “mesa de piedra“.

El MENHIR es una única pieza de piedra, poco elaborada, que se clavaba en el suelo verticalmente. En ocasiones en solitario, otras veces en grupos lineales o formando círculos (como Los Almendres, en Portugal).

Stonehenge, en Inglaterra, es uno de los ejemplos más conocidos de cromlech (monumento megalítico formado por piedras o menhires clavados en el suelo y que adoptan una forma circular o elíptica, cercando un terreno. En castellano también reciben los nombres compuestos de círculo de piedras, anillos de piedras o círculo megalítico.

Los DÓLMENES son estructuras mas complejas. Suelen están formados por dos o mas piezas, con alguna de ellas en posición horizonal sobre las otras.

En España hay muchos ejemplos de dólmenes en Extremadura, Aragón, Navarra o Cataluña, incluyendo los complejos y muy desarrollados dólmenes con cámara, como los de Antequera (Málaga).

En Bretaña encontramos una gran concentración de menhires y dólmenes en los alrededores de Carnac, aunque en cualquier rincón de la región podemos toparnos con una muestra del pasado. Algunos tan curiosos como uno que hay cerca de la Costa de Granito Rosa: un menhir “cristianizado” en la Edad Media ya que le grabaron símbolos cristianos y le sumaron una cruz en su parte superior, es el llamado “Menhir de Saint Uzec”.

En la zona de Carnac, cerca de la costa sur de Bretaña (Francia), se contabilizan mas de 2.600 menhires alineados en largas hileras que en su conjunto forman el monumento prehistórico más grande del mundo.

Se agrupan en diversos sitios. Lamentablemente, la llegada de turistas a la zona ha tenido consecuencias desastrosas, se ha erosionado el suelo en el que se hunden los menhires, con el peligro de que se caigan. Pero además se han producido agresiones directas y robos masivos de piedras, incluso algunas se han empleado para los jardines locales. Por lo tanto, algunos de estos sitios se encuentran cercados y pueden observarse desde la distancia.

Estas formaciones fueron levantadas durante el neolítico, a lo largo de varios siglos, entre el 4.500 y el 2.500 a.c., aunque se sabe que el asentamiento de Carnac tiene una antigüedad de 8.000 años, aproximadamente, siendo también el enclave arqueológico más viejo de Europa.

Se dividen en cuatro grandes áreas: Le Ménec, Kermario, Kerlescan y Le Petit Ménec.

Le Ménec – Formado por 1099 menhires dispuestos en 11 hileras de 100 m de ancho por 1,2 km de largo. Entre todos dibujan un ámplio y extenso entramado, con dos círculos o cromlechs en sus extremos.

Curiosamente las piedras van disminuyendo en tamaño de oeste a este. Las mas grandes alcanzan los 4 metros de altura.

Kermario- Unos 900 menhires que recorren mas de 1 kilómetro en varias filas, con algunos ejemplares de hasta 7 metros de altura. Es el más conocido y también el más visitado.

Kerlescan- Al este de Kermario, consta de 540 piedras, organizadas en 13 hileras de 139 m de ancho y 880 m de largo. En su extremo occidental hay un crómlech de 39 menhires. Es el alineamiento mejor conservado.

Petit Ménec – Más al este aún, en un bosque, se encuentra el alineamiento de Le Petit Ménec, recientemente restaurado, con 100 piedras. Se sospecha que Le Petit Ménec es en realidad una prolongación de Kerlescan.

Petit Ménec y Kerlescan, en la zona, son yacimientos más pequeños pero igualmente significativos. Entre los dos podemos encontrarnos con 70 menhires aproximadamente.

No lejos de Kermario está el cuadrilátero de Manio, un recinto o túmulo funerario delimitado por una serie de piedras de 1 m de alto que forman un cuadrado.

También se halla próximo el Gigante de Manio, un menhir solitario con una altura de 6 m.

TEORIAS SOBRE SU ORIGEN

Quizás el aspecto más curioso de este lugar se centra en las distintas teorías que existen sobre su origen: vestigios del Diluvio Universal, restos de un campamento romano, balizas para la navegación, etc…

1- Jerome Penhouet sugirió en 1826 que los alineamientos podían ser el [B]fósil de una enorme serpiente que se habría desplazado sobre Bretaña en eras prehistóricas.

2- Otros creían que eran enormes avenidas que habían conducido a antiguos templos hoy inexistentes.

3- Hans Hirmenech propuso a principios del siglo XX, que las filas de menhires eran las tumbas de soldados de la Atlántida que habían muerto durante la guerra de Troya.

4- James Fergusson decía que la erección de estos monumentos debe conmemorar alguna gran batalla que tuvo lugar en esta llanura en tiempos remotos.

5- Un francés, llamado Jacques Cambry, aventuró, en 1794, la idea de una relación con los cuerpos celestes y el zodiaco.

6- En 1970, el ingeniero inglés Alexander Thom retomó la idea y aplicó a Carnac los estudios que el astrónomo Gerald Hawkins había realizado sobre Stonehenge. Afirmó que Carnac es un observatorio astronómico, donde las hileras de menhires y sus perpendiculares están orientadas hacia los puntos solsticiales y equinocciales de salida del Sol, creando así un calendario que permitía predecir las etapas importantes de la vida agrícola. El gran menhir caído de Locmariaquer sería el centro del inmenso observatorio astronómico.

Pero a se sabe que básicamente, los menhires son tumbas y el conjunto una gran necrópolis, como muchos otros monumentos megalíticos. Tal vez pudieran haber tenido otro fin además del funerario, pero se desconoce.

Existen varias leyendas locales sobre esta construcción. Una de ellas tiene que ver con San Cornelio, de quien se que dice que murió mártir en el año 253. Por lo visto quisieron obligarle a hacer una ofrenda a una deidad romana, pero huyo de la capital romana para alojarse en Carnac. Un ejército romano lo perseguía, y el devoto cristiano, logro, gracias a sus oraciones, convertir en piedra a los soldados romanos. San Cornelio es hoy en día patrón de la zona de Carnac y del ganado.

Hay también quien asegura que son seres encantados y que, en las noches, las piedras se desentierran y avanzan hacia el mar para bañarse o beber, y que muchas veces se ponen a bailar. Se les han atribuido poderes curativos, y se creía que podían brindar fertilidad y ayudar a los jóvenes que deseaban encontrar pareja.

Anuncios
  1. #1 por julie ramirez el mayo 29, 2013 - 23:37

    La verdad sobre estas piedras q aproximadamente pesan entre 8 y 10 toneladas , y su ubicacion se deben y aunque paresca increible es q fueron gigantes de hasta 5 metros de altura, que existieron desde la creacion, ellos con la fuerza que tenian porque eran seres muy fuertes hicieron de este lugar algo de lo q se sigue especulando hoy en dia… la biblia nos habla de esto en genesis 6 :1 a 5.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: