Ingeniería de la II GM: PUERTOS ARTIFICIALES construidos sobre la marcha


Puerto artificial de Arromanches: Puerto Winston o Mulberry B

En los dias posteriores al desembarco, empieza una de las operaciones mas ambiciosas del ingenio militar, el traslado desde Inglaterra de 2 puertos flotantes. Uno para el sector Ingles y otro para el sector Americano. Después de la tormenta del 19 al 22 de junio de 1944, solo queda uno de ellos operativo: el Puerto Winston.

Rapidamente se va transforma hasta el 19 de Noviembre de 1944 en el primer puerto mundial.

El puerto artificial de Arromanches está constituido por tres embarcaderos. El embarcadero Occidental debía descargar los tanques y los camiones; el embarcadero central (el más importante), los hombres y el material; y por fin, el embarcadero Este, todos los tipos de vehículos (ambulancias, jeeps, vehículo de dos ruedas, camiones…).

Sobre este puerto, 115 km de carreteras basándose en flotadores en hormigón y acero conectan las plataformas de desembarque a la playa. Dos carreteras flotantes conectan el muelle central a la orilla: un paso incesante de vehículos descarga el material de los buques de transporte a la costa. Para los muelles laterales, en cambio, una única carretera basta: sólo hay un único sentido de circulación, puesto que se trata simplemente de descargar vehículos.

Los pontones del centro del puerto resbalan sobre gigantescas pilas de metal de una treintena de metros, lo que permite descargar en cualquier momento, sin importar las mareas; de hecho gracias al deslizamiento de la plataforma a lo largo de la pila, la altura entre el suelo y la plataforma se adapta a las variaciones de marea. Los embarcaderos flotantes no hacen más que seguir naturalmente esta variación. El puerto puede funcionar ininterrumpidamente tanto de día como noche.

Es necesario proteger las instalaciones portuarias de los ataques del viento y las mareas, un sistema de rompeolas potente. Se forma de dos elementos principales: los “cajones Phoenix” y el “Blockships”.

Los cajones Phoenix son enormes cajones huecos, fabricado de hormigón, lo que les permite flotar a pesar de su tamaño imponente. Se remolcaron a través del Canal de la Mancha a partir del 9 de junio y se transportaron 215 cajones de entre 7000t y 15000t frente a las costas normandas.

115 de estos cajones son de aproximadamente 70m de largo, 20 de alto y 15 de ancho. Para instalarlos, se abren las válvulas de los compartimentos que se llenan de agua.

En la playa, 146 enormes cubos de hormigón, denomindados bloques Phoenix fueron remolcados desde Inglaterra y hundidos para formar un rompeolas semicircular en el que se amarraron los tramos del puente flotante.

Viejos buques cedidos por las distintas marinas combinadas, llenados de hormigón, que de la misma forma se remolcan a través del Canal de la Mancha, de echan al mar y se disponen en línea. Se les llama “Blockships”.

Y esto es lo que queda de aquel imponente despliegue de medios e ingenio:

Una maqueta del museo de Arromanches, donde se ve como fue el puerto y sus accesos:

Un acceso a la playa restaurado:

Uno de los bloques durante la marea baja:

Vista desde el acantilado de lo que queda del puerto…

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: