CONSTRUCCIONES PECULIARES: Los TOLOU de YONGDING


Dentro de la provincia de Fujian (China), existe algo que podríamos denominar un “mundo perdido”, se trata de una zona que ha conservado, gracias a su inaccesibilidad, unos elementos, cultura, rasgos, tradiciones y construcciones sorprendentes, se trata del condado de Yongding.
Este lugar ha sido habitado por diferentes etnias, entre las que tenemos que destacar a los Hakka.
En este punto centramos el contenido de la entrada, ya que esta comunidad se caracteriza por la construcción de unos curiosos edificios de viviendas: circulares, rectangulares o cuadrados, incluso existe alguno ovalado, en torno a los cuales se organizan los miembros de dicha étnia.
 
Estas peculiares construcciones de tipo amurallado y diseño funcional merecen sin duda ser visitados: se trata de los Tulou.
Los Tulou pueden llegar a tener entre tres y cinco pisos y dar cobijo a unas 80 familias, además dentro de ellos podemos encontrar espacios comunes como zonas de estar, almacenes, pozos, bibliotecas comunitarias y espacios donde procesar la basura generada.
El ganado y gallinas se dejaban en el patio y en los pisos inferiores junto con la cocina. El primer piso se empleaba como almacén y las plantas superiores eran las viviendas.
Estas viviendas rurales tienen como base unas gruesas paredes de adobe, algunas de un metro de ancho, hundidas profundamente para evitar la realización de túneles, que soportan el peso de todas las estructuras de madera que las conforman, no hay en ellas ni una pizca de cemento. Rematadas por tejados con grandes aleros, son abundantes en las zonas de montaña en el sureste de Fujian.
Las paredes de estas “casas de tierra” tienen una peculiar composición, tierra mezclada con arena fina, arroz glutinoso, limón, azúcar morena, bambú y madera, mientras para el techo se utilizaron azulejos quemados por el fuego para hacerlos mas duraderos.
Otra singularidad es que se han mostrado extremadamente resistentes ante los terremotos.
Los Tulou se caracterizan por ser viviendas cerradas al exterior, como marca la tradición china, se podría definir como una especie de muralla con viviendas y un patio común en el centro, con una sala para realizar ceremonias. La necesidad de amurallar estas construcciones nació a partir del siglo XII, ya que eran numerosos los bandidos armados que merodeaban por el sur de China.
Estas edificaciones de tierra además se caracterizan porque solo presentan una puerta exterior, generalmente una puerta gruesa de madera, reforzada por una lámina de hierro, una muestra más de su caracter defensivo. Algunas de ellas incluso presentan en su parte superior agujeros para la utilización de cañones.
En la siguiente gráfica podemos ver los distintos tipos de tulous:
Pero lo más curioso de estas edificaciones no radica solo en su construcción, resulta interesantísimo el sistema de convivencia comunitario que poseian, llegando a  denominarse “pequeños reinos familiares” o “pequeñas ciudades prósperas.
En los tulou todos los residentes son “iguales”, no existe ningún tipo de jerarquía social. Todas las habitaciones tienen el mismo tamaño y la misma calidad de materiales, similar decoración exterior y el mismo estilo de puertas y ventanas. Aunque austeros en su exterior, solian decorar de forma ostentosa el interior de las viviendas.
Los Tulous, eran ocupados por un clan familiar durante varias generaciones, aunque algunos podian tener más de un clan en su interior. Cada habitación, era asignada a un miembro masculino de la familia, es decir cada hijo varón configuraba una nueva rama. Dentro de la comunidad las tareas se iban rotando de forma temporal entre cada una de las ramas de la familia. Los tulous funcionaban, y aún funciona, como una granja comunal.
Si un clan aumentaba hasta superar el espacio de un tulou, se incorporaba un nuevo anillo concéntrico exterior, o se construía un nuevo tulou adosado, y los clanes continuaban juntos.
En el 2008 la UNESCO incluyó los Tulou de Fujian (46 edificios en total) en su lista de Patrimonio Mundial, por ser “un ejemplo único de asentamientos humanos, con una tradición constructiva y funcional basados en un modelo de vida comunitaria y organización defensiva, en armonía con el medio ambiente circundante
Esta curiosa forma de vida hace que los Hakka sean considerados como los ciudadanos más hospitalarios y amigables de todo China. Actualmente algunas de estas familias abren su Tulou a visitantes y se pueden alquilar habitaciones por unos 100 yuanes.
Para finalizar comentar que estos curiosos edificios se convirtieron en protagonistas de una “particular anécdota”  al final de la Guerra Fría. En 1986, Ronald Reagan, el entonces presidente de EEUU, envió sus satélites espías al sur de China y estos captaron imágenes de lo que el Pentágono interpretó como “cientos de silos para misiles en medio de las montañas de Fujian”. Inmediatamente la Defensa estadounidense envió a agentes de la CIA a la zona, ante el temor de que la ‘China Roja’ estuviera preparando un ataque nuclear. “No eran misiles, tontos, ¡era barro!”, cuentan que señalaron los espías a su regreso a Washington.
En la siguiente página encontrareis información más detallada sobre estas construcciones:
Anuncios
  1. #1 por Chernobyl pictures el diciembre 29, 2011 - 21:20

    how do i do this

  1. Latino » Blog Archive » CONSTRUCCIONES PECULIARES: Los TOLOU de YONGDING
  2. 10 fotos delatoras revelan el mundo perdido de China « opver.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: