PALAZZO DARIO, la MANSIÓN MALDITA de Venecia


Venecia, ciudad romántica por excelencia, también tiene el “honor” de ser considerada una de las ciudades con más lugares curiosos, en cuanto a leyendas y a misterios se refiere.

Hablando de la Isla de Poveglia en una entrada anterior, se comentó la existencia de otro lugar peculiar en esta ciudad inundada, se trata del Palazzo Dario.

También llamado Ca´Dario, se trata de un bello edificio inclinado que guarda un sinfín de historias trágicas detrás de su hermosa fachada de mármol policromado: ruina, crisis financieras y muertes violentas.

Situado en el Gran Canal de Venecia, en la desembocadura del Rio delle Torreselle, fue construido en estilo gótico veneciano y restaurado con elementos bizantinos y renacentistas.

La leyenda asociada a dicha propiedad nos dice que ser propietario de la misma, acaba por llevar a la muerte a su comprador, “casualidades” que se dan desde 1487, por este hecho se la conoce también por “la casa que mata”.

Su construcción fue encargada por el secretario del Senado de la República de Venecia, Giovanni Darío al arquitecto Pietro Lombardo, al parecer sobre los terrenos que ocupaba un antiguo cementerio templario.

 

Se trata de un palacio de tres plantas, con varias chimeneas de estilo veneciano y un jardín inmenso.

Se cuenta que la primera “victima” de la “maldición de la casa” fue Marietta, primera dueña e hija del constructor de la casa, Giovanni Darío. Marieta murió en el año 1515, agobiada por las deudas y en la pobreza más absoluta, tras la muerte de su esposo Vincenzo Barbaro, que se suicidó apuñalándose. Cuenta la leyenda romántica que a causa de las vicisitudes económicas, se encerró en una sala del palacio y se dejó morir de hambre….. otros aseguran que murió emparedada.

Tras su muerte la casa pasó a manos de la familia Barbaro, que perdió a uno de sus herederos de forma trágica, ya que fue asesinado.

El siguiente en la lista de compradores fue el marqués Arbit Abdoll en 1806, un rico comerciante armenio de piedras preciosas, que perdió toda su fortuna en diamantes poco después de comprar la casa y murió en la mas absoluta miseria.

A mediados del siglo XIX, Ca’ Dario presenció en un breve espacio de tiempo el doble suicidio del inglés Radon Brown y de su inquilino, a raíz del escándalo que supuso el que saliese a la luz su relación homosexual.

Tras la muerte de Brown, Charles Briggs, también estadounidense y homosexual, compro la casa pero al conocer la historia anterior decidió marcharse a México escapando de las habladurías junto con su amante, que se suicidó allí.

El famoso tenor Mario Del Mónaco, considerado por algunos el mejor tenor dramático del s.XX, sufrió un accidente con su coche mientras se dirigía a Venecia para cerrar la compra del Palacio, en 1964. Afortunadamente pudo sobrevivir a dicho accidente, pero renunció a comprar la casa maldita.

 

En 1970 murió asesinado en Londres el ex amante y asesino del propietario del momento, el Conde Filippo Giordano delle Lanze. Raoul Blasich, marinero serbio de 18 años, mantenía una relación sentimental con el conde, al que mató golpeándole la cabeza varias veces con una copa de plata. Escapó a Londres, donde fue asesinado.

Pese a todo lo ocurrido, en 1981 el mánager del grupo The Who, Christopher “Kit” Lambert (no confundir con el actor), decidió comprarla y pocos días después se cayó por las escaleras de la casa londinense de su madre, muriendo.

El siguiente fue el italiano Fabricio Ferrari, que después de comprar la casa murió endeudado en un accidente de coche. También su hermana Nicole, que estuvo viviendo en esa mansión, falleció en extrañas circunstancias, fue encontrada muerta, desnuda en un descampado.

Y por último el magnate italiano Raoul Gardini, quien fue además propietario del famoso barco de vela Moro di Venezia, que se suicidó en 1993 de un disparo en la cabeza, tras verse envuelto en el escándalo del proceso de corrupción Manos Limpias.

En la fotografía es la persona que aparece en el centro, justo a lado del rey Juan Carlos I.

Incluso el gran Woody Allen estuvo tentado en comprarla, pero se ve que la “historia macabra” de la casa hizo que se arrepintiese a última hora.

Después de estar mas de 10 años abandonada, un rico norteamericano la ha comprado por ocho millones de euros , quien sabe sino lo pagará aún más caro…..

Tan bello como misterioso, incluso fue inmortalizado por Monet.

 

Otra particularidad de este lugar es que al parecer la “maldición”

solo está ligada a los propietarios o habitantes de la casa, ya que en Venecia se tiene la seguridad de que si que da buena suerte a los turistas que se acercan a visitarla!!

¿Os atreveriais a visitarla?

Anuncios

, ,

  1. Venecia, marzo 2009 | Amoelbarroco Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: