LA MANSIÓN VICTORIANA (The Cliff House – PARTE II)


THE CLIFF HOUSE, la Mansión del Acantilado….. algunos la descubristeis en la entrada que posteamos hace unos días:

CLIFF HOUSE: Historia de la MANSIÓN del ACANTILADO (Parte I)

Hoy nos gustaría continuar con la historia de este peculiar edificio y hablaros de la que, en nuestra opinión, es la etapa más espectacular y majestuosa de esta construcción: LA MANSIÓN VICTORIANA de 1895.

La primera parte se cerró con un episodio triste para la Cliff House, un incendio, motivado por defectos en la chimenea del comedor principal, provocó la destrucción total de la estructura anterior en las Navidades de 1894.

En 1895, el dueño de la propiedad Adolph Sutro, decide proceder de forma inmediata con la reconstrucción de la popular Cliff House. Para ello contrata al mismo equipo de arquitectos que había construido para él los conocidos como Baños de Sutro, Charles J. Colley y Emil S. Lemme encargándoles el diseño de la nueva casa del acantilado.

Antes realizar el proyecto de los Baños Sutro, el equipo de Colley y Lemme había ganado el concurso para diseñar el Ayuntamiento de Woodland y la estación de bomberos del condado de Yolo, California en 1890. El magnate Adolph Sutro fue, en gran medida, su cliente más importante.

Mientras que Colley se había abierto camino de forma completamente autodidacta (era carpintero), Lemme era un arquitecto de formación universitaria que también había estudiado ingeniería estructural, algo completamente excepcional en aquellos días.

En la siguiente fotografía vemos uno de los bocetos del proyecto:

La reconstrucción comenzó apenas siete meses después del incendio, en julio de 1895, progresando rápidamente.

Según el proyecto, el edificio principal tendría cinco pisos de altura coronado con torres y un torreón principal de 27 m2 que iba a servir como observatorio/mirador. Los turistas podrían subir los ocho pisos existentes desde el sótano a la cima, a unos 200 pies sobre el océano, utilizando un ascensor.

Además contaba con una piscina cubierta para más de 1.600 bañistas, salas de juntas, un acuario, anfiteatro para 3.700 personas….. Sutro no escatimó en gastos para que la mansión fuese el más imponente “resort” del momento.

La distribución del edificio fue planificada al detalle:

La planta principal, a la altura de la carretera, estaba compuesta por un gran salón comedor, salón, bar y numerosos comedores privados con cocinas propias.

La segunda planta disponía de cerca de veinte comedores privados, así como de una enorme galería de arte para exhibir muchas de las joyas y antigüedades de la colección privada de Sutro, piezas procedentes de Egipto, México, Japón, Siria o China.

La tercera planta poseía una galería fotográfica muy completa, salas de recepción y salones con vistas panorámicas a la costa a través de grandes ventanales circulares.

En la primera planta por debajo del nivel de la calle, Sutro planeó establecer una zona comercial a precios populares donde los turistas menos pudientes pudieran comer, comprar souvenirs y curiosidades (conchas, fósiles…..) y ver las focas, tan habituales en aquella zona.

Y en el sótano del edificio se encontraba la lavandería, las calderas, las máquinas y las habitaciones para los empleados.

El mobiliario de las habitaciones “iban a ser “elaborado y ordenado”, dotado de gran cantidad de sofás y sillas cómodas, en las que los visitantes pudieran relajarse y disfrutar de los alrededores del complejo”.

Evidentemente la inauguración de tan grandiosa obra tuvo en vilo a toda la ciudad de San Francisco, tal y como se refleja en los siguientes recortes de periódicos de la época:

Un ilustre y conocido personaje que visitó la singular Cliff House poco después de su inauguración fue William Frederick Cody, más conocido como Buffalo Bill, quien visitó la zona durante la gira que hizo con su espectáculo sobre el “Salvaje Oeste” durante los años 1901-1902.

Al fondo, entre la niebla, se logra atisbar el perfil inconfundible de la mansión:

En esta otra fotografía aparece todo el “equipo” que conformaba el espectáculo:

Por supuesto la visita fue ampliamente cubierta por los medios de comunicación:

Si hay una fecha especialmente destacada en toda la historia de la Cliff House, esa es el 7 de Septiembre de 1907. Realizando una serie de obras de rehabilitación, un desgraciado accidente provocó que la Mansión del Acantilado ardiera hasta sus cimientos:

La destrucción, como podemos ver en las fotografías, fue completa:

 

Se puede encontrar mucha más información en la siguiente página:

http://www.cliffhouseproject.com/introduction.htm

Anuncios

,

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: